El patio de mi IES

Recomienzo este blog con lo que espero que sean varias reflexiones de final de  este curso, seguidas de nuevos pensares y experiencias que traiga el que viene.

En el último IES he pasado casi cuatro meses, y mi horario incluía cuatro guardias de patio a la semana. Las guardias de patio consisten en pasearse, dar o evitar dar conversación a otr*s profes de guardia, charlar con l*s alumn*s que vienen a decirte cosas y, en mi caso, luchar porque el espacio se mantenga limpio y libre de zumos tirados por el suelo. En mi insti no hay grandes conflictos en el patio. Esta entrada trata sobre la organización del espacio.

Al principio no me había dado cuenta, pero por casualidad di con un artículo que hablaba del recreo. Entonces miré el patio de mi IES.

Todos los días es más o menos así:

Distribución del patio por actividad y género

Distribución del patio por actividad y género

No hay más chicos que chicas entre el alumnado. Pero la distribución del espacio es esta.

Un día se lo hice notar a un grupo de 1º de ESO. Algunas chicas se quedaron pensando. Algunos chicos me explicaron que, si quisieran, las chicas podrían jugar en el centro y ocupar el espacio, pero que no querían. Que preferían charlar y, a poder ser, a la sombra.

Ayer fue el último día de curso y había muchos menos estudiantes en el centro. En la guardia de patio vi, por primera vez, a los chicos más pequeños (1º/2º ESO) jugando al fútbol en el espacio de arriba. Y, por primera vez, a un grupo de chicas jugando al baloncesto y a otro grupo de chicas practicando bailes y volteretas al son de la música del móvil en medio del patio. Al sol.

Ocupaban un montón de espacio.

El artículo es este. Yo no sé si es la solución. Pero veo que algo hay que modificar.