La palabra del día

La idea se la tomé prestada a una compañera que estaba haciendo esta actividad con un 3º de ESO. Acordé con un grupo de 1º de ESO llevarla también a cabo y lo hemos estado haciendo durante las últimas cinco semanas. Es la palabra del día.

Cada día de clase un/a estudiante diferente traía una palabra que creyera que el resto de la clase no iba a conocer, para que la aprendieran junt*s; decía la palabra y la escribía en la pizarra. Si alguien de la clase conocía su significado, lo explicaba. Si no, la persona que la había propuesto definía la palabra (a veces necesitaban mi ayuda), contaba por qué se le había ocurrido proponerla y luego entre tod*s ideaban frases con esa palabra que dejaran entrever su significado. En la parte de atrás de su cuaderno cada día apuntaban la palabra elegida, el significado y la frase que más les hubiera gustado.

Ha funcionado muy bien y, cuando a mí se me olvidaba decirlo, ell*s mism*s me recordaban que lo primero era la palabra del día. Nos llevaba unos cinco minutos por sesión. Nos hemos reído mucho con algunas palabras y luego las usaban durante el curso. He visto, además, que la actividad les picaba la curiosidad por el léxico y por la formación de palabras. Hay que decir que lo he practicado con un grupo bueno y tranquilo donde casi tod*s hacían siempre la tarea, así que no teníamos el problema de que la persona encargada no trajera la palabra, aunque esto pasó alguna vez y entonces alguien del grupo proponía otra.

Para afianzar la actividad, creo que sería bueno hacer un tablón en clase donde pinchar las palabras y quizá la frase, para que se vaya rellenando y al final vean todo junto el trabajo que han hecho. Yo lo he pensado como una cartulina con “ventanas” donde en cada una por fuera se ve la palabra y al abrir la ventanita dentro se lee la frase.

También creo que, una vez que se está trabajando o se ha trabajado la morfología, se puede añadir el intentar determinar la formación de la palabra elegida o formar otras a partir de ella por derivación y composición.

La compañera que lo ha hecho con 3º me contó que, una vez que tod*s l*s estudiantes habían propuesto una palabra, pasaron a proponer refranes y dichos del día, y que también le funcionó muy bien.

No me acuerdo de muchas, pero ahí van unas poquitas palabras del día de este curso.

Palabras del día

Anuncios

Cuestionario de evaluación de la función docente

Al final de mi estancia en un centro le paso al alumnado un cuestionario de evaluación sobre mi labor docente, con el fin de aprender y mejorar, claro está. Creía que esta sería una práctica normal entre l*s docentes, pero, por lo que llevo visto, a l*s chic*s les sorprende muchísimo: no están acostumbrad*s a que la evaluación sea recíproca.

También he observado que les gusta mucho, en general, poder dar su opinión sobre la profesora y que les hace sentirse bien. Creo que es una práctica recomendable.

Este es el cuestionario, de elaboración propia, que he pasado a final de curso a l*s estudiantes de 1º y 2º de ESO del último insti en el que he estado. Cada vez, adapto las preguntas al nivel impartido y los ítems según los objetivos que haya intentado conseguir.

Al pasárselo, insisto en que es voluntario (como un favor que les pido), en que es anónimo a no ser que quieran poner su nombre (no sé por qué, much*s insisten en ponerlo), en que sólo lo leeré yo y en que no lo leeré hasta que estén cerradas todas las notas, para evitar condicionarme en ningún sentido. He notado que estas advertencias les dan confianza a la hora de rellenarlo.

Al pasar los resultados, además de ver en qué tengo que hacer más hincapié, lo que me resulta más interesante es lo que escriben espontáneamente que les ha gustado y lo que no (aunque normalmente ponen menos cosas negativas), para saber qué tipo de actividades funcionan mejor.

Prezis literatura – 2º de Bachillerato

Este curso he estado usando presentaciones Prezi de realización propia sobre literatura con los cursos de segundo de Bachillerato. En las evaluaciones a la función docente que hicieron l*s estudiantes al final de mi estancia su uso fue muy bien valorado de forma espontánea, sin que hubiera ningún ítem que hiciera referencia a ellas.

Creo que si se pone un poco de trabajo en hacerlas bien, estas presentaciones ayudan mucho a dinamizar las sesiones, como apoyo a la introducción de contenido nuevo. Una vez vistas en clase, también sirven al alumnado para repasar en casa. Además, tienen la ventaja de librarnos de los consabidos y a menudo horripilantes powerpoints.

El patio de mi IES

Recomienzo este blog con lo que espero que sean varias reflexiones de final de  este curso, seguidas de nuevos pensares y experiencias que traiga el que viene.

En el último IES he pasado casi cuatro meses, y mi horario incluía cuatro guardias de patio a la semana. Las guardias de patio consisten en pasearse, dar o evitar dar conversación a otr*s profes de guardia, charlar con l*s alumn*s que vienen a decirte cosas y, en mi caso, luchar porque el espacio se mantenga limpio y libre de zumos tirados por el suelo. En mi insti no hay grandes conflictos en el patio. Esta entrada trata sobre la organización del espacio.

Al principio no me había dado cuenta, pero por casualidad di con un artículo que hablaba del recreo. Entonces miré el patio de mi IES.

Todos los días es más o menos así:

Distribución del patio por actividad y género

Distribución del patio por actividad y género

No hay más chicos que chicas entre el alumnado. Pero la distribución del espacio es esta.

Un día se lo hice notar a un grupo de 1º de ESO. Algunas chicas se quedaron pensando. Algunos chicos me explicaron que, si quisieran, las chicas podrían jugar en el centro y ocupar el espacio, pero que no querían. Que preferían charlar y, a poder ser, a la sombra.

Ayer fue el último día de curso y había muchos menos estudiantes en el centro. En la guardia de patio vi, por primera vez, a los chicos más pequeños (1º/2º ESO) jugando al fútbol en el espacio de arriba. Y, por primera vez, a un grupo de chicas jugando al baloncesto y a otro grupo de chicas practicando bailes y volteretas al son de la música del móvil en medio del patio. Al sol.

Ocupaban un montón de espacio.

El artículo es este. Yo no sé si es la solución. Pero veo que algo hay que modificar.